Por @Alvy — 19 de Junio de 2017

En el noticiario chino de la CCTV contaron cómo en San Petesburgo se está poniendo de moda «ponerse mechas» con un aerosol y una llama que literalmente fríen el pelo del cliente.

Unos lo llaman «un proceso de creación y escultura con fuego» y otros lo llaman Premios Darwin. Como ampliación del peculiar «argumento» (!?!) del peluquero sobre por qué esta moda es interesante dice que «a la gente le gusta porque se hacen selfies durante la sesión de peinado». Bien. ¿En qué situación la gente no se hace selfies hoy en día?

En fin, que todo apunta a que pronto veremos algún premiodarwinismo en los mismos noticiarios hablando de pelo, ropa o peluquerías en llamas y… TROLOLO…

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear