Por Nacho Palou — 21 de Abril de 2015

Antes era sobrevivir para contarlo, ahora es sobrevivir para grabarlo — que es precisamente lo que hizo el piloto de una avioneta tras caer y chocar contra una lancha aparcada en la calle, salir por su propio pie y grabar la escena de ambos vehículos en llamas antes de ser trasladado al hospital. Vía Jalopnik.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear