Por @Alvy — 26 de Octubre de 2017

¡Guau! Esto es mucho mejor que el mítico 4-2-3-1 de las máquinas de Coca-Cola que servía para impresionar a los amigos. Más efectivo sin duda, aunque también algo menos... discreto, por decir algo.

No sólo permite obtener cualquier producto gratis y funciona siempre sino que además a veces permite hasta hacer que la máquina suelte dinero. ¡El Santo Grial, amiguitos! Pero recordad, niños: hacerle esto a una máquina expendedora que no sea tuya puede ser ilegal en muchas partes del mundo. Y no difundáis el secreto ni vayáis publicándolo por ahí, claro.

Es un vídeo de la gente de HowToBasic, que garantiza con su estilo habitual que a fecha de hoy funciona en todas las máquinas de Japón, Australia y América - así que probablemente también en la vieja Europa. Desde luego habría que añadir una nueva acepción al diccionario para su concepto de hackear.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear