Por @Alvy — 25 de Octubre de 2017

A simple vista al menos este invento parece bien concebido: una cápsula metálica ultra resistente a modo de bola gigante en la que puedes meterte a través de una portezuela en caso de que haya un desastre natural (como por ejemplo un tsunami, un huracán o un terremoto) y así salvar tu culo resistiendo durante días los embistes de la naturaleza.

Las cápsulas están diseñadas por ingenieros aeroespaciales, fabricadas en aluminio como el de los aviones y se prueban en «condiciones extremas». Son completamente estancas, cuentan con una protección térmica y llevan una baliza GPS para indicar su posición y otros detalles. También tiene asientos, armarios para agua y alimentos y un sistema de ventilación para que circule el aire.

Las cápsulas se pueden atar al suelo o el techo de los edificios, o bien dejarlas por ahí sueltas en el jardín, el sótano, el garaje u otros lados. Hay varios modelos con capacidades entre 2 y 10 personas, dependiendo de a cuántos de tu familia o amigos quieras salvar. Si son demasiados simplemente elige a tus «favoritos»: la vida es dura y si estás en modo supervivencia, más todavía.

Pero por alguna razón el proyecto parece un poco estancado: aunque consiguió meterse entre los finalistas de un concurso de ideas de la NASA allá por 2011 y hay vídeos desde hace 4 o 5 años circulando por ahí, e incluso una detallada lista de modelos a la venta todavía no hay información de precios y la tienda sólo acepta «reservas en preventa». Irónicamente, quién sabe si la idea sobrevivirá.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear