Por @Alvy — 27 de Noviembre de 2018

Estrella de la Muerte para árbol de navidad

Se acercan las fiestas navideñas y a buen seguro que Darth Vader estaría orgulloso si viera esta Estrella de la Muerte para árbol de navidad que venden en ThinkGeek. Y aunque brilla y parpadea por suerte no resulta tan mortífera como la original.

(Vía No puedo creer que lo hayan inventado.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 15 de Noviembre de 2018

El Monopoly para milénicos

El Monopoly for Millennials es una bizarra creación de Hasbro, quienes en las últimas décadas han desarrollado una poderosa capacidad para comercializar Monopoly en todos los colores y sabores. Ya hay Monopoly de Fortnite, de Stranger Things, Deadpool… ¡Todo vale! Y lo que viene es fuertecillo.

En Monopoly for Millennials –que no, no es del Mundo Today– los adorables millennials (o «milénicos», según los diccionarios) son los verdaderos protagonistas. El objetivo no es ganar mucho dinero como en el Monopoly clásico, sino «vivir muchas experiencias». En vez de cosas tan vulgares como comprar, vender o subastar propiedades las propuestas del juego son buscar sitios para comer, ir de compras y relajarse. Todo tan de buen rollo que haría vomitar a las cabras.

El dinero ha sido reemplazado por puntos de experiencia y las visitas a las casillas de los otros jugadores no se cobran: permiten «acumular más experiencias». Hay casillas con nombres tan característicos como «Sofá de los amigos», «Restaurante vegano» o «Fin de semana de meditación». El objetivo es claro: deshacerse de la ingrata tarea de ser adulto para tomarse la vida con calma y disfrutar.

Un poco irónicamente el juego se vende en Walmart y cuesta unos 20 dólares. Al menos es una «experiencia» barata.

(Vía Boing Boing, con jugosos comentarios en Twitter de milénicos del estilo: «con la que tenemos que aguantar y encima esto; por lo menos podía incluir que pagamos el alquiler» o «esto es el perfecto ejemplo de la llamada apropiación cultural negativa».)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 17 de Octubre de 2018

El palo selfie que ha inventado este buen hombre se hace llamar Mighty Selfie Stick y hace bueno aquello de «cuanto más grande, mejor». Con el teléfono móvil o la cámara en la otra punta puede extenderse hasta ni más ni menos que 305 centímetros. Y puede usarse con teléfonos de todos los tamaños, cámaras GoPro y similares.

Cuando está recogido sólo mide 66 cm y para funcionar emplea un disparador Bluetooth. No está muy claro cómo de cómodo resulta, pero incluso tiene un trípode especial por si se necesita ayuda. El material es «ultrarresistente» y dice su inventor que está inspirado en los palos gigantes de los limpiaventanas, «para llegar a donde ningún palo ha llegado jamás».

Desde luego los vídeos se ven bastante épicos; hay varias tomas al final de la explicación. Su precio es de unos 80 dólares e incluye palo+trípode y los adaptadores.

(Vía Swiss Miss.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 26 de Julio de 2018

Orejas vulcanas con auriculares incorporados / Think Geek

Este invento –que lógicamente no podría ser de nadie más que de los chalados de ThinkGeek– son unas orejas vulcanas «estilo Spock»con auriculares bluetooth incorporados. O unos auriculares con forma de orejas puntiagudas, que todo depende de cómo se mire. No sólo tienen «licencia oficial de Star Trek» sino que demás están decoradas en el color Pantone exacto de la piel de Spock – lo cual puede coincidir con el tuyo o más probablemente no.

Aparte de eso son orejas inalámbricas que se conectan con cualquier dispositivo Bluetooth; el cable que es visible va por el cuello y sirve simplemente para sujetarlas un poco y conectar ambos auriculares. La batería dura unas 4-5 horas (180 en espera) y se recarga en un par de horas. También incluyen adaptadores de silicona para diferentes tamaños orejiles. ¡Larga vida y prosperidad auditiva!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 10 de Julio de 2018

Pom Pom Float

Si nos faltaba algo por ver aquí está el Pom Pom Float, un hinchable playero con forma de ataúd rosa. ¡Qué unicornios ni qué cisnes ni gaitas! Lo que se va a llevar este verano va a ser esto… Si llegan a tiempo de venderlo, claro.

Es un invento del diseñador Andrew Greenbaum, quien además de manifestarse a favor de las «muertes con estilo» demuestra tener mucho humor negro. Tanto que lo van a poner en Kickstarter la semana que viene. A ver qué tal se le da.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear