Por Nacho Palou — 18 de Marzo de 2016

Discos duros, cargadores, móviles, ordenadores, televisiones, despertadores, cepillos de dientes, videconsolas,... casi todos los aparatos tienen algún tipo de indicador LED que suelen caracterizarse porque a) casi siempre son innecesarios y b) casi siempre brillan más de lo imprescindible.

Algunos son capaces de convertir la noche en día e incluso de deslumbrar a plena luz del día a la vez que causan otros males como estrés o irritación.

Con el fin de solucionar tales problemas, los adhesivos LightDims atenúan en distintos grados —e incluso anulan completamente, con el modelo «ApagónTotal»— la luz cegadora que emiten los LED de los gadgets.

Otra opción es hacerlos uno mismo con algo de cinta aislante de distintos colores, por ejemplo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear