Por @Alvy — 9 de Marzo de 2018

Sockdock - sock organizer

Es sabido que la lavadora, ese electrodoméstico conocido como el agujero negro de los calcetines, cumple a rajatabla la segunda Ley de la termodinámica creando el caos a partir de los calcetines emparejados, utilizando misteriosos portales a universos paralelos para alejarlos del alcance de sus propietarios. O quizá, quién sabe, son manipulados por el trol de los calcetines que se encarga de robarlos y esconderlos –cuenta la leyenda– durante largos periodos de tiempo.

Si ya en el pasado hubo ciertos avances en el emparejamiento de calcetines –alabada sea la robótica– un nuevo invento llamado Sock Dock promete ser la solución definitiva. Es un organizador con forma de cuerdas al que se atan los calcetines ya emparejados.

Esta solución debe influir en las propiedades físicas y cuánticas de los calcetines, que ya no pueden atravesar portales dimensionales ni temporales, ni ser robados por los troles u otros seres naturales que pudieran habitar en el interior de estos electrodomésticos. Cuando el lavado termina ahí están, perfectamente emparejados, tal como entraron.

Hay un vídeo estilo teletienda que lo demuestra, y si está en YouTube ya sabemos que la ciencia dice que ha de ser cierto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear