Por Nacho Palou — 27 de Diciembre de 2016

Además de poder fabricar tazas de café, también es posible convertir las cenizas de los muertos en diamantes siguiendo la técnica desarrollada por esta compañía suiza. En el vídeo se cuentsa un poco cómo es el proceso, sometiendo las cenizas a un proceso de presión y calentamiento durante varias semanas (que es como esencialmente la naturaleza produce los diamantes “de verdad”).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear