Logo Lainformacion.com
< El ciclista fantasma
¡Tormenta de arena en Madrid! >

Consumismo exagerado

Esto debe ser como una especie de tasa encubierta al esnobismo estúpido:

El perfume más caro del mundo se vende en Nueva York por 136.000 euros. Por un «accesible» precio de 136.000 euros, los clientes de los célebres almacenes Saks de la Quinta Avenida pueden disfrutar de una fragancia que se debe pedir con antelación y que llega en un frasco de cristal de la firma Baccarat con diamantes blancos incrustados y fragmentos de oro de dieciocho quilates.

Como para desperdiciar una gota.