Por @Alvy — 13 de Abril de 2017

Un anuncio de Burger King estilo cabroncete… que activa los dispositivos con el reconocimiento de voz de Google que hay en diversos dispositivos.

El efecto es que pagan por un anuncio pero consiguen que se escuchen cosas sobre el Whopper durante el doble de tiempo – al menos en las casas en las que haya un cacharro de Google cerca.

Lo mismo se ha visto con Alexa (Amazon) y Siri (iOS); ¿a alguien se le ocurre una forma sencilla de evitarlo?

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear