Por Nacho Palou — 23 de Marzo de 2017

Ais. Ouch. Pero... Agh. ¡Serás...! Aaaaargh. Te odio. Maldita sea. Grrr.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear