Por @Alvy — 1 de Junio de 2016

El problema de un dron cuando pierde la señal es que se activa el modo «volver a casa» al cabo de un rato. Lo cual no está mal porque simplemente traza una línea recta, vuela de vuelta y aterriza desde donde salió. Excepto si en mitad del camino hay un campanario y se lo traga – como parece que pasó aquí.

Los drones más modernos llevan ya sensores de proximidad que les permiten evitar este tipo de obstáculos. Otra forma de no perder la señal (esto era un DJI Phantom 3 Advanced) es estando lo más cerca posible del dron, no llevándolo hasta donde Cristo dio las cuatro voces para grabar allí a lo lejos y luego volver. Que luego pasa lo que pasa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear