Por @Alvy — 9 de Junio de 2017

En la emblemática Torre Eiffel han instalado para regocijo de los amantes de los emociones una gigantesca tirolina que parte del segundo nivel de la torre, a unos 115 metros de altura, y baja en un recorrido de alrededor de 500 metros por el Campo de Marte hacia el sudeste, en dirección al centro de la ciudad.

Y mientras tanto, la gente mirando desde abajo.

Dicen que se alcanzan más de 140 km/h, más o menos la velocidad de un saque de tenis – porque la instalación se ha inaugurado coincidiendo con la celebración del torneo Roland Garros. Desde luego una «atracción emocionante» para las 100 personas que cada día van a poder disfrutar de ello.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear