Por @Alvy — 24 de Octubre de 2015

Desde el departamento de inventos-locos-que-cómo-no-se-nos-había-ocurrido-antes-esto llega un sistema para salvar a todos los pasajeros de un avión comercial en caso de emergencia. Y no consiste en darle a cada uno un paracaídas.

Como puede verse la solución es un ingenioso mecanismo que consiste en abrir la cola del fuselaje del aparato para dejar salir la parte interior de la cabina al completo, que se desliza como por arte de magia por unos raíles. Una vez en caída libre unos paracaídas y retropropulsores aminoran la velocidad de la cabina durante el aterrizaje. ¡Problema resuelto!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear