Por @Alvy — 20 de Mayo de 2016

Este híbrido entre cometa y pulpo tiene un aspecto un tanto inquietante: recuerda a la vez un poco al pulpo gigante de 20.000 leguas de viaje submarino, a los Centinelas de The Matrix y a algunos de los bichos horripilantes de los Mitos de Cthulhu.

Dicen sus propietarios que además volarlo no es nada fácil porque se necesita no solo el clima y el viento perfectos sino también espacio suficiente para que no «interfiera» con otras cometas.

(Vía Core77.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear