Por Nacho Palou — 21 de Noviembre de 2008

Primero llena de lubricante la bolsa de herramientas al dejarse la engrasadora abierta y cuando intenta limpiarla olvida comprobar que está enganchada y la bolsa sale volando por el espacio...

(Dicen por ahí que se fueron 100.000 dólares en juguetitos de titanio en lo que ya se ha convertido en el mayor objeto perdido por un astronauta)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear