Por @Alvy — 2 de Noviembre de 2017

La gente de Improv Everywhere demostró una vez más su ingenio y buen humor convirtiendo una de las estaciones del metro de Nueva York en una Apple Store. Aprovecharon la estructura de cristal del ascensor callejero por su «parecido» con la icónica tienda de la Quinta Avenida – que está temporalmente en obras por renovación.

Para llevar a cabo el engaño colocaron carteles, decenas de empleados con camisetas azules y 50 voluntarios «haciendo cola para comprar el iPhone X» y engañar a los paseantes. El careto que se les queda a algunos después de bajar a ver las «nuevas instalaciones» es realmente cómico, por no hablar de las explicaciones que los organizadores dan a los paseantes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear