Por Nacho Palou — 17 de Octubre de 2016

Todo eso en acaso de que la primera vez consiguas levantarlo del suelo sin entrellarlo, claro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear