Por @Alvy — 27 de Febrero de 2014

Podemos dar por seguro que si alguna vez llegan a inventarse los viajes en el tiempo la gente los utilizaría para hacer el gilipollas. Esta es la premisa de esta peliculita de Ben Mallaby que dentro de su limitación de recursos sabe aprovecharlo todo y darle un toque de humor a uno de los temas clásicos de la ciencia-ficción. ¡Ay, si H.G. Wells levantara la cabeza…!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear