Por @Alvy — 5 de Mayo de 2017

Coste: literalmente cero. Resultado: más que aceptable.

Y es que a falta de dron para grabar espectaculares selfies a cámara lenta en las clásicas secuencias de esquí y snowboarding bueno es lanzar la GoPro al aire repetidas veces hasta que salta alguna toma bien.

Paciencia y nieve blandita, eso es todo lo que hace falta.

Metida en su resistente carcasa normalmente la cámara resistirá bien el impacto contra la nieve. Pero si eso falla y casca… Pasarás a ser pobre, sin dron para selfies y sin GoPro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear