Por @Alvy — 21 de Septiembre de 2016

Contento por haber salvado el pellejo -el cuello, más exactamente- este piloto de F1 Racer salió ileso de un accidente que podía haber sido chungo no, lo siguiente. Como en los videojuegos: vida extra.

Al parecer hubo un lío con las banderas para el despegue, que si verde, roja, que si el avión no podía despegar bien, que si el piloto abre la carlinga y cruza las manos para indicar que «está fuera de la competición» etc.

Entonces como puede verse hacia 00:25 aparecen varios aviones que despegan en paralelo incluyendo uno prácticamente en línea con el que está grabando las imágenes y zaaaaaaaas le hacen «peinado nuevo» ante el asombro del personal que andaba por allí. El avión queda desplazado y las pulsaciones del piloto cuando se da cuenta de lo que ha sucedido... no sabemos.

Acongojante no, lo siguiente.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear