Por @Alvy — 9 de Noviembre de 2015

{¡Advertencia! Imágenes crueles con los gadgets tecnológicos, ¡si eres sensible no mires el vídeo!}

La inevitable destrucción y el olor a goma quemada comienza en 01:25.

Aparentemente, el iPhone 6s aguanta con dignidad un buen rato de maltrato, aunque acaba más «quemao» que el Terminator Series 800 el pobre.

Interesante: de repente la pantalla capacitativa se ponga a detectar las (ejem) pulsaciones y se ponga a hacer cosas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear