Por @Alvy — 10 de Noviembre de 2015

Según cuentan las las noticias la erosión de las aguas subterráneas hicieron que el asfalto de este barrio de Meridian (Mississippi, EE UU) cediera llevándose al fondo una docena de coches. Se los tragó la tierra, literalmente.

El espectáculo es dantesco y parece salido de una película de catástrofes, aunque por suerte fue de baja magnitud y no causó víctimas.

El vídeo es además bonito que ver –dentro de lo que cabe– porque está grabado con un dron Phantom 3 y una cámara HD a 60 fps – y a estas alturas la diferencia entre los 30 y los 60 fps se notan y bastante, la verdad, aunque sea solo a 1080p (no hace falta llegar a 4K).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear