Por @Alvy — 13 de Febrero de 2017

Venga, reconozcámoslo: ¿Quién no ha querido hacer algo así con la impresora alguna vez? Esos artefactos maléficos surgidos de los mismos infiernos para hacernos la vida imposible merecen un final de «fuegos artificiales» como el que le proporcionan los amigos del vídeo.

Bonus: qué mejor momento para recomendar la mítica escena de la impresora de Trabajo basura (Office Space, 1999), toda una inspiración para nosotros.

Inquietante: si ves este vídeo con buen volumen cerca de una impresora de repente comienza a funcionar con más fluidez y velocidad, las impresiones no se atascan y el tóner parece durarle más y más. ¿Casualidad? No lo creo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear