Quantcast
Por @Alvy — 22 de Noviembre de 2020

Dicen que Rusia es un país técnicamente atrasado, que no hay carreteras, ni desarrollos robóticos, que los cohetes no vuelan, y el correo va demasiado lento. Gilipolleces.

– Nikolay/p>

La Granja ciberpunk rusa es una especie de superproducción WTF en la que Nikolay, un tradicional-pero-futurista granjero nos enseña el «vivir cada día» de su granja cibernética. Un mundo de rutina en el que robots, androides y otros adelantos tecnológicos –y científicos– se integran perfectamente.

En la granja se cultivan pepinos fractales, las gallinas han sido sustituidas por drones y las vacas llevan códigos QR y están conectadas para garantizar su productividad. ¿Es todo ideal? No, un tanto rústico, pero avanzado. Y atención al wait-for-it del giro del final.

Según los títulos de crédito en este cortometraje ha trabajado un montón de gente para crear unos efectos visuales que sólo podemos calificar de estupendos. De hecho son mejores que los de algunas películas de la sobremesa de los fines de semana, así que se les puede augurar un brillante futuro.

Por @Alvy — 10 de Noviembre de 2020

You've Got Spam

You've Got Spam es una aplicación para Gmail un tanto peculiar: sirve para ejercer una dura venganza contra quienes envían spam. La forma de hacerlo es pulsar con ira el botón del emoji diablillo que aparece junto a los mensajes. Eso suscribirá a 100 listas de envíos de correos publicitarios al remitente. Recibirá una venganza centuplicada: auténtica justicia digital.

Como dice la página «úsese responsablemente, sólo para vengarse contra los marketroides que envían correo basura». Es un poco luchar con fuego contra el fuego, así que ha de usarse con gran responsabilidad.

Por @Alvy — 26 de Agosto de 2020

¿Crees que puedes llegar a la piscina si saltas desde tu acogedor apartamento? El Simulador de Balconing te ofrece esa enriquecedora experiencia sin prácticamente ningún riesgo para tu integridad. Incluye: pasos perfectos, decisiones estúpidas, bebidas nocturnas y la diversión del momento en formato cinematográfico.

Si hay dos actividades fuertemente vinculadas en este mundo son el balconing y los Premios Darwin. La primera consiste como es bien sabido en lanzarse desde los balcones de casas y hoteles al vaso de una piscina, generalmente en condiciones de ebriedad considerables. La segunda consiste en morir accidentalmente realizando alguna actividad estúpida –sin dejar descendencia, ojo– con lo cual el acervo genético de la población humana mejora en su conjunto.

Por eso no me ha sorprendido el humor negro que destila Balconing Simulator 2020, donde los jugadores deben guiar a los jóvenes protagonistas a través de pasillos y habitaciones para luego lanzarse precariamente desde el balcón intentando alcanzar –sin éxito, hemos de suponer– el agua de la piscina.

Lo mejor es que se puede participar en el reto el cachondeo e incluso el descontrol alcohólico sin tener que morir físicamente, algo que suelen olvidar los imbéciles que practican esta arriesgada y normalmente mortífera práctica.

Lo que no me ha quedado claro es por qué se puede elegir la nacionalidad, si la inmensa mayoría de los «participantes» en estos Premios Darwin del MundoReal™ son británicos de pura cepa.

Relacionado:

Por @Alvy — 25 de Julio de 2020

En este vídeo de Östgötateatern se pueden verlos entrenamientos que los acróbatas realizaron para algunos de los números de The Last Fish, un espectáculo que se estrenó el año pasado:

Circo, música, magia… y un robot. The Last Fish es una actuación actual y distópica, pero también esperanzadora y hermosa, creada en colaboración con la Orquesta Sinfónica de Norrköping. ¡Prepárate para un drama vertiginoso en las alturas!

No sé yo cómo anda el asunto de la seguridad en todo esto, pero lo que está claro es que el robot hace su trabajo de forma predecible y precisa. Así los acróbatas tienen oportunidad de practicar con él como harían con cualquier otro mecanismo mecánico.

Este otro vídeo es el tráiler que muestra el resultado, con mejor ambientación e iluminación que la nave industrial en todo se hacen los entrenamientos.