Quantcast
Por @Alvy — 10 de Abril de 2021

Esta ingeniosa máquina de Yuroki Kuto parece un mecanismo de impresora 3D bastante modificado con otras piezas a medida para un propósito muy específico: preparar sándwiches. ¿O es quizá sea todo un gran truco montado en stop-motion? Probablemente no, pero… WTF! en cualquier caso.

El vídeo muestra cómo tras poner los ingredientes en los recipientes adecuados la máquina se encarga de moverlos, colocarlos y de cortar el pepino y la salchicha de Bolonia, además del pan –con un ingenioso truco– para lograr el sándwich perfecto. Truco o no, tiene pinta de estar delicioso.

Pista: La impresora parece real porque hay otros vídeos con otros inventos similares, de movimiento mucho más fluido. Quizá grabó el vídeo a saltos porque los movimientos eran muy lentos, ¡quién sabe!

Por @Alvy — 19 de Marzo de 2021

Este vídeo son ni más ni menos que 10 horas del salvapantallas LCARS de Star Trek: La nueva generación. Parece a todas luces que está construido con imágenes de System 47 –un verdadero salvapantallas que se activa cuando no funciona el ordenador– solo que aquí no hay que instalar nada, al ser un vídeo de YouTube. Esto puede parecer un poco raro (usar un vídeo para dejarlo puesto con sus ruiditos de fondo y llamarlo «salvapantallas») pero da ambientillo, aunque esté ahí consumiendo ancho de banda todo el rato.

Por otro lado System 47 parece un tanto estancado en el pasado (las últimas notas son de ~2006, y no funciona siquiera en el MacOS X Big Sur actual), así que es una forma de disfrutarlo que recuerdo que era bastante gozosa en su día.

Por @Alvy — 18 de Marzo de 2021

runpee.com

A quién no le ha pasado: estar ahí, disfrutando de una película, cuando sientes la llamada de la naturaleza. Empieza con un susurro y luego se convierte en un grito. Antes de que te des cuenta, ya no estás viendo la película, sino que estás buscando la mejor la oportunidad para ir al W.C.

Una señal de que vivimos en el futuro es esta app llamada RunPee (Corre a hacer pipí) es una app tan absurda y WTFquica como práctica: te dice cuál es el mejor momento para ir al W.C. durante una película. Cuando empieza la proyección –ya sea en el cine o en casa– le das al botón; entonces comienza una cuenta atrás hasta los momentos menos interesantes y por tanto más apropiados para excusarse un rato.

Se puede tanto consultar la cuenta atrás como fijarse en la frase que dice algún personaje, un pequeño anticipo que sirve como señal de salida para escaparse un rato en el momento justo.

Como bonus RunPee también te dice si hay escenas extra al final de la película, e incluso se pueden compartir votaciones de la gente sobre si esos momentos son más o menos adecuados. ¡Ah, el futuro prometido!

Por @Alvy — 14 de Marzo de 2021

¿Es un pajarraco? ¿Es un dron casero? ¡No! Es… ¡Una roomba que vuela! Y quien dice roomba dice «clónico genérico barato de aspiradora robótica casera», que los experimentos hay que hacerlos con chismes poco valiosos (o gaseosa) no vaya an a fostiarse y encima nos lleve a la ruina.

Lo curioso de este invento de Peter y sus amigos es que el concepto es realmente poderoso: todos hemos visto cómo las roombas son totalmente incapaces de subir o bajar escaleras, lo que hace que quienes tengan grandes casas (o pequeñas mansiones) tengan que subirlas a mano o comprarse varias. PUes con una aspiradora barata, tres poderosos ventiladores, algo de electrónica y mucho ingenio, ¡producto conseguido!

Si este invento fuera práctico sería de una simplicidad absoluta, aunque por lo que se ve en las pruebas es bastante complicado levantar tanto peso de una forma fiable, aunque oye, volar, vuela aunque sea de forma un tanto inestable, llegando incluso a subir un tramo de escaleras.

(Vía The Awersomer.)

Por @Alvy — 26 de Enero de 2021

Tan perturbadora como inquietante, esta escena de Will Smith en una «primera cita» con Sophia, la robot es de traca.

Para empezar, es imposible no fijarse en ese cuello con las carnes retorcidas hasta el exorcismo, propio del mismísimo Satanás. Los ojos vidriosos y el cráneo transparente tampoco es que ayuden mucho a superar el valle inquietante, sino que más bien profundizan en él. Y de la aparente sobredosis de Bótox ya ni hablamos.

La conversación tampoco es que sea muy fina: recordemos que Will Smith protagonizó Yo, robot (2004) donde los robots intentaban matarlo cada dos escenas. Aquí le tratan un poco mejor –aunque le dan finas calabazas– pero nos quedamos con la sensación de que de avanzada Sophia no tiene gran cosa.