Por @Alvy — 5 de Abril de 2017

A David de The Hacksmith se le ocurrió como proyecto de los que suele llevar a cabo –ideas locas de videojuegos y películas «hechas realidad», una serie llamada Make it real!– crear una versión real de QWOP, el celebérrimo juego de atletismo. Quienes han jugado alguna vez recordarán lo complicado, por no decir imposible, que resulta recorrer los 100 metros; básicamente todo el mundo se conforma con avanzar unos pocos metros e ir superándose a sí mismo como buenamente se pueda.

Para hacer realidad este sueño/pesadilla David conectó unos electrodos TENS a una placa Arduino. Con el software adecuado una docena de electrodos soltaban zurriagazos eléctricos en distintos puntos de su cuerpo, principalmente los cuádriceps y aductores de los muslos y los gemelos de las pantorrillas – exactamente como en el juego.

Respecto a la electricidad usada, salía de una batería de 24 V, aunque se podía aumentar hasta 48 V, pero dice que con 24 V realmente dolía bastante. (No he conseguido encontrar info sobre la intensidad de las descargas, pero será similar a la de algunos aparatos médicos y de electroestimulación deportiva.)

Naturalmente, NO recomiendan que nadie pruebe este «invento» en su casa, por aquello de que incluye poderosas descargas eléctricas que te pueden dejar frito en caso de que surja algún problema.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear