Por @Alvy — 8 de Noviembre de 2007

El «Drácula» brasileño prometía riquezas y la inmortalidad a cambio de sangre.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear