Por Nacho Palou — 2 de Septiembre de 2015

El diagnóstico de todo aquel que ve este vídeo es unánime: es demasiado bueno para ser verdad.

Así que ahí queda la duda sobre si es verdadero o falso — al parecer incendio sí hubo.

Robert Wright estaba preparándose una barbacoa a las 3 de la madrugada, con las costillas que muestra orgulloso a la cámara durante toda la entrevista, cuando se produjo un incendio en la vivienda de al lado — y tuvo que poner a salvo a su familia y vecinos sin quitar ojo a las costillas que tenía puestas al fuego en la barbacoa, a pesar de la amenaza que suponía el incendio y a pesar de que acabó con los pulmones llenos de humo, según dice.

Las mujeres y los niños (¡y las costillas!) primero.

Vía KMPH FOX 26 vía Barstools Sports.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear