Por @Wicho — 12 de Junio de 2008
Un constructor dispara a un cliente que le reclamaba por una avería en Oia - El hombre se salvó porque solo una de las balas lo alcanzó, y consiguió refugiarse dentro de un bar

Y menos mal que no le pidió el libro de reclamaciones.

Compartir en Facebook  Tuitear