Por @Alvy — 11 de Noviembre de 2007

Un submarino chino emerge sin ser detectado junto al portaviones U.S.S. Kitty Hawk durante unas maniobras.

Aparentemente, esquivó sin problemas a doce navíos de guerra estadounidenses, a dos submarinos y a todas las avanzadas medidas tecnológicas desplegadas por allí.

Según oficiales de la OTAN, el incidente causó «cierta sensación de temor repentino» en la marina estadounidense, al darse cuenta de la seriedad de tal «aparición».

Compartir en Facebook  Tuitear