Por @Alvy — 14 de Enero de 2010

Auto-appendectomy in the Antarctic: case report es un impactante relato de cómo un cirujano ruso tuvo que operarse a sí mismo de apendicitis (¡ouuuuuch!). El equipo completo de la expedición, que quedó aislado en la Antártida, eran doce personas, pero él era el único con conocimientos de medicina: el resto eran técnicos y obreros que iban a construir una base de observación, completamente aislada en el invierno antártico. Tras mucha preparación y la anestesia adecuada, el héroe de la historia logró auto-operarse a sí mismo, extrayendo su propio apéndice y volviéndose a coser. Tampoco es que dispusiera de muchos de los avances tecnológicos de hoy en día, porque todo aquellos sucedió… en 1961.