Por @Alvy — 21 de Agosto de 2015

Dismaland es un curioso cruce entre exposición artística y parque de diversión: utilizando muchos de los recursos típicos de los segundos aprovecha las obras distópicas de diversos artistas para dejar con la mandíbula por los suelos a los visitantes. Wired lo califica de «aterrador». Su «Santo Patrón» es Banksy, cuyas obras hemos mencionado más de una vez y cuyo documental Exit Through the Gift Shop recomendamos encarecidamente.

Toboganes que salen de lecheras de la Policía, esculturas chocantes, orcas saltando desde el agua de un retrete… Todo es posible en Dismaland, como explican en Colossal, que es donde lo vi.

La exposición estará abierta hasta el 27 de septiembre y para ir hay que reservar y comprar las entradas online.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear