Por @Alvy — 30 de Diciembre de 2019

Tener un hogar «completamente inteligente» y futurista suena bien… Hasta que todo está controlado por voz y te toca ir al dentista. ¿A quién no le ha pasado algo parecido con Siri, Alexa o el asistente de Google?

Es un anuncio noruego de una cadena de supermercados.