Por @Alvy — 27 de Marzo de 2019

En las miniaturas de los vídeos hay que crear una conexión humana. De modo que hay que inventárselo: cuanto más grande abras la boca, más grande parecerá el gesto de sorpresa.

La muchachada de Materialisimo, que se ve tiene buenas mimbres en estas lides, explica cómo convertirse en el Clickbaiter Master™ o el amo del cotarro de los «vídeos con cebo» (a.k.a. «clickbait»). Sarcástico a tope, pero real como la vida misma.

En el título incluye siempre entre paréntesis alguna obviedad (así la gente sabrá cómo debe sentirse)

Se trata de una tradición que aunque ha sido explotada hasta la saciedad en YouTube y las redes sociales sigue funcionando como si tal cosa (¡hasta la usan en televisión! No sólo la gente sigue viéndose impelida a hacer clic, clic, clic, sino que además las redes sociales no hacen nada para impedir tan burdos engaños. Da igual que las fotos en miniatura sean falsas, los titulares exagerados y grotescos o todo el asunto claramente inventado (¿Cómo? ¿Que ya tienes el GTA VII?) Vivimos en la era del TODO VALE, así que… ¡a darle caña!

(Vía The Awesomer.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear