Por @Alvy — 30 de Diciembre de 2019

Este modelo a radiocontrol de un Destructor Estelar de Clase Imperial del universo de Star Wars está construido con poliextileno expandido y algo de aluminio para darle estabilidad y que a la vez sea ligero. Varias hélices lo propulsan y hacen manejable una vez en en el aire. Sus dimensiones son generosas: 5 metros de largo y 3 metros de envergadura (ancho).

Para construirlo pero primero hicieron un modelo más pequeño (de aproximadamente un metro de longitud) con el que comprobaron si la idea era viable y se podía controlar la nave con los alerones. Una vez listo, el problema era lanzarlo. Lo solucionaron poniéndolo encima de una furgoneta en movimiento.

Uno de los momentos más divertidos es cuando usan un dron con una mini-maqueta de un Halcón Milenario para grabar una especie de secuencia de persecución [10:00]; el resultado es bastante curioso.

Yo creo que ni los propios constructores se llegan a creer que el Destructor funciona hasta que lo ven volar; una vez en el aire el control es bastante sencillo pero no les lleva muy lejos tras dar unas vueltas por el sembrao. El pegamento de la torreta cede y luego pierde estabilidad; el chof final es también muy de película.

(Vía Minide.)

Relacionado: