Por Nacho Palou — 21 de Febrero de 2018

En esta casa se respetan las leyes de la física, excepto cuando se trata de representar cómo se siente uno al caer por las escaleras.

¡Estoy bien!