Por @Alvy — 13 de Mayo de 2016

Desde el departamento de química nos ilustran sobre el porqué de este efecto en un vídeo viejuno de esos propios de candidatos a Premios Darwin:

Reacción de sodio metálico con agua – Esta reacción produce hidrógeno, OH (cuya formación se pone de manifiesto con el viraje de los distintos indicadores: fenoftaleina, azul de timol y rojo de metilo) y suficiente calor para fundir al metal (punto de fusión = 98 °C) (…) La reacción con los elementos más pesados es extremadamente violenta produciendo explosiones debidas al contacto del hidrógeno generado con el oxígeno del aire.

(Vía Xosé Castro.)