Por @Alvy — 29 de Enero de 2019

Acción y reacción. Si el peso del trineo (pequeñajo incluido) no es demasiado grande y el rozamiento es bajo, o se aprovecha una pequeña pendiente, el invento funciona. Newton estaría orgulloso.

No es el único; hay otras variantes curiosas como este coche volador:

La idea es la misma pero en vista de que el batmóvil no iba a rodar, qué mejor que colgarlo de un árbol para solucionar el problema del rozamiento.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear