Por @Alvy — 15 de Febrero de 2009

En Argentina Dios se mantiene en contacto con sus creyentes… si pagan «religiosamente»

Dios quiere hablarte, pero tienes que pagarle a través de SMS

Bonus: se pueden enviar consultas a Dios a través de un buzón de GMail, ¡divino correo!

(Este folleto nos lo envió Gustavo, quien lo recibió en Constitución, Buenos Aires, en la vía pública)