Por @Alvy — 13 de Abril de 2020

La gente de Streets4People, un movimiento ciudadano para reclamar espacio físico peatonal en las calles ha construido esta Máquina de Distanciamiento Social que es básicamente un círculo de 2 metros de radio: la distancia segura que hay que mantener con otras personas para estar a salvo del contagio por COVID-19. La prueba del concepto la llevaron a cabo en Toronto (Canadá).

Como puede verse no es tan fácil como parece circular por las calles a dos metros de «todo el mundo»: hay calles estrechas, obras, farolas y otros obstáculos que esquivar por todas partes. Por no hablar de la gente, que aunque sepa que no hay que circular cerca no calcula las distancias.

El único lugar seguro parece seguro es caminar por mitad de la calzada lo cual no es precisamente la mejor idea dado que es el espacio reservado para los vehículos.

P.D. Yo todavía sigo discutiendo por qué lo llaman «distanciamiento social» cuando quieren decir «distanciamiento físico», pero supongo que es una batalla perdida.