Por @Alvy — 9 de Agosto de 2018

Este parque temático chino se llama Wansheng Ordovician y es una auténtica prueba estilo tortura para cualquiera que padezca de vértigo, como nos enseña el vído de Insider. Las atracciones son a cual más rebuscadas, incluyendo un puente de tablas a 170 metros de altura, una pasarela de cristal a 120 metros (la más grande del mundo) y un columpio estilo Heidi al borde de un precipicio de 300 metros.

Mi favorita es sin duda la que llaman Salto Extremo que es el puente de tablones: la gente cruza asegurada con una línea de vida y un arnés, así que nada puede pasarles, aunque haya quien se caiga. Hay que dar saltos de una tabla a otra y esos 35 cm de separación son… críticos. Hay gente que atraviesa el puente saltando, otros tan tranquilos y otros haciendo el ganso, pero también hay quien lo pasa mal, lo que se dice muy mal.

La seguridad no parece gran cosa, todo sea dicho, lo cual seguramente contribuye al acongoje general. Pero que sepamos todavía no han tenido ni un solo accidente desde su inauguración.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear