Por @Alvy — 1 de Febrero de 2012

Los del club de esperanto de la Escuela de Ingenieros de Gijón se promocionan así:

Esperanto-Norl

Un perfecto ejemplo de la verdadera aplicación de esa gran desconocida: la ironía

(¡Gracias Covadonga!)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear