Por @Alvy — 7 de Junio de 2012

A veces es incluso difícil escribir algo de una forma tan… rematadamente retorcida:

Samwichis

Me vienen sándwiches y emparedados, pero samwichis… ¡Mis ojos, mis ojos!

(Esta tienda y otras del mundo del horror ortográfico estaba en la Pradera de San Isidro)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear