Por @Alvy — 17 de Octubre de 2018

El palo selfie que ha inventado este buen hombre se hace llamar Mighty Selfie Stick y hace bueno aquello de «cuanto más grande, mejor». Con el teléfono móvil o la cámara en la otra punta puede extenderse hasta ni más ni menos que 305 centímetros. Y puede usarse con teléfonos de todos los tamaños, cámaras GoPro y similares.

Cuando está recogido sólo mide 66 cm y para funcionar emplea un disparador Bluetooth. No está muy claro cómo de cómodo resulta, pero incluso tiene un trípode especial por si se necesita ayuda. El material es «ultrarresistente» y dice su inventor que está inspirado en los palos gigantes de los limpiaventanas, «para llegar a donde ningún palo ha llegado jamás».

Desde luego los vídeos se ven bastante épicos; hay varias tomas al final de la explicación. Su precio es de unos 80 dólares e incluye palo+trípode y los adaptadores.

(Vía Swiss Miss.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear