Por @Alvy — 5 de Septiembre de 2017

El cojín de tecla «Enter» gigante al que se pueden propinar puñetazos

Los de Geeks are Sexy encontraron en las profundidades de Amazon este cojín anti-estrés con forma de tecla «Enter». Sí, literalmente eso es lo que hace: ser un cojín y una tecla «Enter» a la vez.

Y la verdad, no sé qué es mejor: si que realmente funcione (lleva un cable USB como el del teclado) o que sirva para toda una variedad de situaciones: cuando el código no compila, cuando llega esa bronca injusta del jefe o cuando te matan al final de una misión a la que llevas jugando dos horas.

Lo venden en Amazon por 15 dólares, aunque por desgracia no lo envían a España. ¡Maldición! (punch)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 4 de Septiembre de 2017

Existe cierto debate sobre si es He-Man realmente, o si es el príncipe Valiente con esteroides.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 1 de Septiembre de 2017

Este trasto que están instalando en Londres es un tanto rústico pero a la vez tecnológicamente avanzado. Se llama Slide y es una mesa de madera que se mueve y está conectada a unas gafas de realidad virtual inmersiva.

El software principal (además de efectos de vértigo etc) hace que el usuario descienda a toda «velocidad» en su tabla de madera en una especie de macabra montaña rusa, sin piedad alguna. Los gritos como pueden verse son bastante bestiales. Hay un montón de vídeos en YouTube con gente berreando por el efecto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 1 de Septiembre de 2017

Einstein Relojes @ Becerril de la Sierra (CC) Alvy

La ubicación del observador puede provocar curiosos efectos sobre el espaciotiempo. En Becerril de la Sierra, por ejemplo, puedes estar en el mismo punto y que a la vez sean las 16:38 en un lado de una esquina y las 16:00 al otro lado de la misma esquina ¡Incluso en el mismo reloj!

Ya dijo Einstein que no era fácil entender lo relativo que resulta el tiempo, así que podemos tomar esta imagen comox una excelente demostración empírica.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 27 de Agosto de 2017

Maquina cachopos

Para que luego no digamos que los japoneses tienen las mejores máquinas y una superior tecnología en las máquinas con las que convivimos cada día.

Me encontré con esta máquina dispensadora de filetes, hamburguesas, cachopos, empandas, lomo, san jacobos y delicias en Becerril de la Sierra (Madrid), donde por unas monedas (entre 2 y 5 euros más o menos) puedes sacar directamente los apetecibles preparados de la máquina refrigerada – que por otro lado está completamente en la calle.

Dicen que además los productos son autóctonos, de una carnicería del pueblo, así que más frescos y locales imposible. Las vacas las ves pastar en los prados de las afueras. ¡Viva el progreso!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear