Por Nacho Palou — 24 de Mayo de 2017

Un modelo Porsche de Lego a escala 1:8 chocando contra sendos obstáculos, semifrontal y frontal, a 46 km/h. El resultado es el que cabría esperar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 22 de Mayo de 2017

Chewbelta

Ante ustedes, el Chewbelta. Una piel para cinturón de asiento «100% de piel de wookie extra suave». Lo cual da un poco de cosilla, pero oye, la gente también se pone pelucas y esas cosas. Lo venden en Amazon por 20 dólares y se instala con velcro.

(Vía The Gadgeteer.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 19 de Mayo de 2017

Cosas de ricos muy ricos: en vez de utilizar tu superyate para ir a las playas paradisíacas puedes empezar por tener un yate tan grande que tenga su propia playa con su propio jardín y fuera problemas.

El chisme se llama 108M y para que no te canses también tiene su propio helipuerto con helicóptero incorporado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 17 de Mayo de 2017

Gracias a una combinación de ligereza, neumáticos anchos y una “potencia eléctrica extrema” que le proporciona gran velocidad este pequeño coche teledirigido puede circular sobre el agua como si tal cosa.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 17 de Mayo de 2017

En Generation Tech se mojan en calcular cuál sería el precio de un Destructor Imperial (1600 metros, 37.000 tripulantes) extrapolando los costes de máquinas conocidas como portaaviones (330 metros, 4.500 millones de dólares) o la Estación Espacial Internacional (unos 150.000 millones de dólares).

Con cabriolas y razonamientos la gente de Generation Tech llega a la conclusión de que un único Destructor de clase Imperial costaría entre 3.906 y 5.859 billones de dólares, poca cosa comparado con el coste de construir la Estrella de la Muerte. Comparativamente toda la riqueza total de la Tierra se calcula en unos 60 billones de dólares.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear