Por @Alvy — 23 de Enero de 2017

{¡Warning! Material videográfico «delicado» y un tanto «gráfico», no apto para almas endebles.}

Quién dijo que en Internet se puede encontrar de todo estaba en lo cierto. Quien además añadió que en las omnipresentes cámaras de vídeo de los salpicaderos rusos (de la «madre patria Rrrusssia Sssoviética» o incluso ucranianos, en este caso) también habría de todo, lo clavó. Y si le añades la música de Terminator el resultado es más que acongojante: he aquí el descubrimiento de un Terminator T-1000 en las calles de Ucrania, li-te-ral-men-te.

En fin, de esos vídeos que no sabes si reir o… gritar. El «Terminator» parece que salió intacto, eso sí. ¡WTF!

(¡Gracias, Santi!)

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 20 de Enero de 2017

Probablemente no me reconoceréis por el brazo rojo. Y por la pintura.

Y además se pinta así misma.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 19 de Enero de 2017

Media hora de diversión y WTFs en esta edición especial de Flight Simulator X (2016): los mejores momentos. Incluye palabrotas entre los pilotos y controladores, formaciones extrañas con aviones de todos tipos, más palabrotas, aterrizajes imposibles, más palabrotas, varios Boeing 747 aterrizando en el Golden Gate para que los pasajeros bajen a «hace pis» (sic.), más… Toda una juega, vamos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 19 de Enero de 2017

En Hollywood siempre tan originales. Quizá por eso unos 20 avances de películas de 2017 utilizan el mismo efecto de sonido (o «esencialmente el mismo efecto») de «bajo» que resulta muy llamativo si tienes un equipo Dolby Surround o similar. Llamémosle «Brrrmmm…» Dale caña al bajo, luego al botón de reproducción y a distraerte con unas cuentas escenas de acción, intriga y miedo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 19 de Enero de 2017

La gente de Megabot destruyó su viejo mecha hace unos meses con el fin de construir un nuevo modelo, el MKIII de 6 toneladas.

E inspirados por los robots de Simone Giertz le han añadido una par de buenos cuchillos, de 2,5 metros de longitud y 250 Kg de peso, cada uno. Y, por supuesto, invitaron a Simone (“la chica de los robots desastrosos”) para que jugara con el Megabot un rato — aunque hay que decir que más que cortar esos cuchillos aplastan.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear