Por @Alvy — 13 de Enero de 2020

Sudokus en versión «práctica» como suave papel higiénico / AliExpress

Estos rollos de Sudokus en papel higiénico para el W.C. sólo pueden calificarse de idea brillante, y proceden –cómo no– de la tienda de AliExpress, gran lugar en el que encontrar rarezas e ideas locas. Eso sí, habría que confirmar que no destiñen e investigar qué tipo de lápiz, bolígrafo o rotulador resulta más apropiado para escribir sobre ellos, que no será cualquiera.

Tampoco me queda muy claro si tu textura será —como dice la traducción– la del papel de seda o más bien la del mítico papel El elefante de los años 60 y 70, tan áspero y acartonado que daba cosilla usarlo, pero bueno, ahí queda la idea.

A 0,45 euros el rollo (con 240 sudokus «de doble capa») tampoco es que sean un rollos precisamente baratos. Pero al menos entretienen y entrenan la mente algo más que leerse el bote del champú mientras se pasa el rato en el W.C.

Por @Alvy — 7 de Enero de 2020

Hiro, el inquietante muñeco bebé sin rostro / VStone

El fabricante de juguetes japonés VStone tiene este muñeco llamado Hiro que es un bebé sin rostro. Dependiendo de cómo te pille el día, o cómo lo mires, o qué pasa por tu cerebro, puede resultar simpático y cariñoso o algo inquietante e incluso un poco estremecedor y espeluznante.

En vez de muñeco lo llaman «dispositivo de comunicación y recuperación de la salud» y eso se explica por la tecnología que emplea: a medida que se juega con él hace ruidos desde la tristeza al alborozo; llora o ríe, de forma gradual. Quienes juegan con él, que suelen ser ancianos que necesitan de cuidados y compañía, deben encontrar ese punto como «recompensa» del juego.

Hiro, el inquietante muñeco bebé sin rostro / VStone

Sus creadores explican que si el muñeco tuviera rostro sería menos convincente de lo que es. Visto así, parece una buena idea, pero a simple vista asustar, asusta un poco.

(Vía Spectrum.)

Por @Alvy — 30 de Diciembre de 2019

Tener un hogar «completamente inteligente» y futurista suena bien… Hasta que todo está controlado por voz y te toca ir al dentista. ¿A quién no le ha pasado algo parecido con Siri, Alexa o el asistente de Google?

Es un anuncio noruego de una cadena de supermercados.

Por @Alvy — 30 de Diciembre de 2019

Este modelo a radiocontrol de un Destructor Estelar de Clase Imperial del universo de Star Wars está construido con poliextileno expandido y algo de aluminio para darle estabilidad y que a la vez sea ligero. Varias hélices lo propulsan y hacen manejable una vez en en el aire. Sus dimensiones son generosas: 5 metros de largo y 3 metros de envergadura (ancho).

Para construirlo pero primero hicieron un modelo más pequeño (de aproximadamente un metro de longitud) con el que comprobaron si la idea era viable y se podía controlar la nave con los alerones. Una vez listo, el problema era lanzarlo. Lo solucionaron poniéndolo encima de una furgoneta en movimiento.

Uno de los momentos más divertidos es cuando usan un dron con una mini-maqueta de un Halcón Milenario para grabar una especie de secuencia de persecución [10:00]; el resultado es bastante curioso.

Yo creo que ni los propios constructores se llegan a creer que el Destructor funciona hasta que lo ven volar; una vez en el aire el control es bastante sencillo pero no les lleva muy lejos tras dar unas vueltas por el sembrao. El pegamento de la torreta cede y luego pierde estabilidad; el chof final es también muy de película.

(Vía Minide.)

Relacionado: