Por @Alvy — 6 de Febrero de 2019

Estoy seguro de que Optimus Prime aprueba esto.

Son el grupo The Cybertronic Spree tocando su versión del clásico Immigrant Song del no menos mítico grupo de rock británico Led Zeppelin.

Y no parecen unos disfraces de Transformers especialmente incómodos, todo sea dicho.

Aprovechemos para recordar el mejor diálogo sobre Transformers que haya visto el cine:

Resulta que unos coches y unos camiones que se convierten en robots no son algo tan blasfemo… Porque mi pastor dice que las máquinas pueden convertirse en otras máquinas y no es una ofensa a Dios (…) Verás, en el campamento de la biblia dibujamos un organigrama en el que dibujamos, no sé, de algún modo, probaba, o no se qué, que, que, vale… Verás… dado que Dios creo al hombre, y el hombre creo a los Tranformers… Los Transformers son como un obsequio de Dios, ¿no lo ves Randall? (…) Di lo que quieras sobre Jesucristo, pero no te metas con los Transformers.

Elias y los Transformers en Clerks II


Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 3 de Febrero de 2019

Lujazo de reparto y gran guión para plantear situaciones divertidas con una Alexa descarriada. Desde Harrison Ford a Mark Kelly, uno de nuestros astronautas favoritos.

Ah, y «el incidente».

Aquí el Making of y escenas extra que no llegaron a la versión final.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 2 de Febrero de 2019

Fabrice Mathieu ha realizado este espectacular montaje-mashup con los Blues Brothers como protagonistas reencarnados en la divertida MIB: Men in Black, una suma estrambótica que da lugar a MIB: Men in Blues. Captura y acompañamiento de de alienígenas con toques de blues y rock and roll.

En el montaje no solo aparecen los míticos y malogrados John Belushi y Dan Aykroyd sino que hay un montón de cameos como en la película y un super-mashup con otros clásicos de la ciencia ficción: desde E.T. el extraterrestre a Encuentros en la tercera fase, La cosa o Mars Attack!

Divertida y entretenido a la vez, un gran trabajo homenaje, y con una gran banda sonora, como debe ser.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 1 de Febrero de 2019

Uno de nuestros ingenieros locos favoritos, Colin Furze, decidió tentar a la suerte construyendo esta escalera mecánica de ejercicio, una auténtica «bestia para perder peso» como la ha calificado así a bote pronto. Brutal es poco.

La teoría es que si correr en la cinta ya es cansado de por sí –o incluso simplemente subir escaleras para bajar barriga– dedicarse a subir pendientes en contra de una cinta mecánica debe ser lo más. Así que este manitas del bricolaje tecnológico puso manos a la obra con una cinta, una batería de coche, un motor de silla de ruedas eléctrica y un «controlador de velocidad». La velocidad puede ajustarse desde modo gallina a modo Terminator.

«Quizá no sea lo más práctico para tener en casa», dice, pero definitivamente es una autétnica bestia mecánica que mola a la vez que atemoriza.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 29 de Enero de 2019

Una mascarilla respiradora con forma de alien abrazacaras / Jared Gray

Está claro que esta mascarilla respiradora con forma de alien abrazacaras no la verás en ningún hospital: los sustos podrían ser descomunales y levantaría suspicacias sobre la higiene del lugar. En realidad se trata de una idea friki de Jared Gray, al que diagnosticaron apnea del sueño y recomendaron usar una máscara CPAP para dormir. Este sistema aplica presión positiva para evitar la apnea (y de paso los ronquidos) y es una sencilla mascarilla conectada a un aparato de bombeo.

La versión alien está fabricada destripando un xenomorfo con aspecto de abrazacaras de los que venden las tiendas frikis y jugueterías (¡a dónde hemos llegado!) Se inserta la máscara en el lugar adecuado y listo; en su página web Gray explica todo el proceso paso a paso. Y a dormir bajo el abrazo de un amigo para siempre.

Una mascarilla respiradora con forma de alien abrazacaras / Jared Gray

Desde luego va muy en la línea de aquella ocurrencia del Arguiñano de la Nostromo, el alien abrazacaras asado. Aunque mi favorito sigue siendo el alien de peluche achuchable.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear