Quantcast
Por @Alvy — 15 de Diciembre de 2021

En este vídeo el multimillonario Yusaku Maezawa que ha viajado como «turista» a la Estación Espacial Internacional nos enseña el tipo de cosas que está haciendo ahí arriba, en especial cómo epatarse y hacer el ganso en caída libre, que supongo que es lo que haríamos todos nosotros si pudiéramos subir allá arriba. Al menos por un rato.

Su «experimento» consiste en quedarse ahí flotando, con los ojos cerrados, comprobando que apenas hay movimientos y cómo se desorienta, mientras el otro astronauta le da un empujoncito.

Una de las curiosidades de estar en caída libre (popularmente llamada «gravedad cero» o «ingravidez») es que no tienes forma de «propulsarte» por mucho que te muevas, apenas hay rozamiento, así que da igual intentar girar, «nadar» o hacer otros movimientos. Mientras no te agarres a algo, nada. Y eso que dentro de la Estación Espacial al menos hay aire y mal que bien podrías soplar o aletear –ese es el mínimo rozamiento que se puede aprovechar–. En el espacio, ni eso. De modo que para un astronauta abandonado a su suerte, la única forma de moverse sin propulsores sería arrojando un objeto como hemos visto hacer en algunas películas (pinchar el traje y usar el aire que sale como propulsión también vale, aunque igual no es la mejor idea).

A todo esto, volviendo al vídeo, es divertido ver cómo Anton Shkaplerov, el cosmonauta ruso, le mira con cara como diciendo: «¿Pero para qué narices ha subido este tío aquí y se pone a hacer el ganso grabando vídeos?» Maezawa tiene otro apasionante vídeo cepillándose los dientes y seguramente subirá alguno más a su canal de Youtube.

Sin duda, parafraseando a Mel Brooks… ¡Es bueno ser multimillonario!

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 13 de Diciembre de 2021

Si ya hemos visto cosas raras como un Mundial de Globos no debería sorprendernos la existencia del Open de Modelos Financieros (FMWC), un campeonato mundial en el que Excel se convierte en un e-Sport de alta competición. La única diferencia es que aquí en vez de los físico cuenta lo mental y la sabiduría con las fórmulas vale más que estar en forma. La mayor parte de los participantes son admirables nerds gafotas que se pasan el día de una hoja a otra probando fórmulas y masticando números.

El vídeo de la retransmisión muestra una de las competiciones; es bastante largo, pero se pueden saltar las partes vacías y aburridas. Hay 20.000 dólares en juego, que se reparten en varias categorías: por regiones, edades, etcétera. Se compite en el formato eliminatoria, primero una clasificatoria y luego una ronda de 128 participantes de los que quedan 64, 32, etcétera. (Hazte un Excel para entenderlo :-)

Las pruebas son de los más diversas, y aquí lo de «nivel avanzado en Excel» del currículum no cuela, tiene que ser «avanzadísimo». Entre las pruebas hay que diseñar hojas de cálculo con fórmulas capaces de ganar a algunos juegos sencillos de cartas, planificar rutas, o completar juegos lógicos clásicos, desde el Batalla Naval al Tres en raya. En la página de ejemplos reales de las pruebas de las competiciones, que además suelen tener un tiempo limitado.

Las competiciones se emiten en directo y aunque le falta un poco de emoción y retransmisión estilo Ibai todo se andará; fijo que para la siguiente lo hacen en un pabellón en vez de por Zoom. Eso sí, si el deporte es difícil, el trabajo de los comentaristas ya no veas.

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 22 de Noviembre de 2021

El humorista Rémi Gailliard se ha apuntado otro tanto al construir un ovni falso y hacerle creer a algunos periódicos y medios que había un ovni volando por Occitania (Francia). Según contaban los periódicos la semana pasada, hubo [poner voz de friker] «avistamientos» y «fenómenos intrigantes» en Montpellier, Perpignan, Narbonne y Andorra, lo cual ha dejado en calzoncillos tanto a los medios que publicaron la «noticia» como a los ufólogos que apostaban por que se trataba de visiteurs.

El vídeo tiene muchas escenas del cómo se hizo incluyendo algunas bastante graciosas detrás de las cámaras con el tipo llevando el ovni al aeródromo, lavándolo con las mangueras a presión o haciendo auto-stop para ir al Area 51.

Una demostración más de que a veces los medios de comunicación se lo tragan todo y de que los bulos y fake news no siempre tienen intenciones malévolas o políticas: hay gente a la que simplemente le gusta el cachondeo y salir en las noticias.

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 22 de Noviembre de 2021

En este vídeo de Crux se pueden ver imágenes de un incidente que sucedió hace poco en China. Al parecer había un espectáculo de drones luminosos por la noche cuando de repente docenas de ellos comenzaron a fallar y cayeron al suelo. Los golpetazos no fueron demasiado espectaculares, pero ver caer a 200 drones sobre las gentes da un poco de miedito… Sobre todo cuando se oye gritar ¡apártense! a través de la megafonía.

Según cuentan los organizadores primero dijeron que había sido debido a un hackeo de una compañía de drones rival, luego que pudo haber sido un fallo técnico a la hora de configurar o pilotar los drones. No es la primera vez que ocurre ni será la última.

(Vía @Jeibros.)

PUBLICIDAD