Por @Alvy — 25 de Junio de 2022

Millennium Falcon Theater House | Uncrate

En un ejemplo de poderío de lo que algunos llamarían sin tapujos «Mi humilde morada» nos llega desde Uncrate esta sala de cine decorada al estilo Halcón Milenario. Desde luego las películas se deben ver bien, aunque la pantalla parece un poco pequeña para las posibilidades del lugar. En fin, por unos módicos 15 millones de dólares puedes comprarte la choza y disfrutar de todas las películas de la saga y de paso ya de la piscina, n cuartos de baño y otras amenidades.

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 8 de Junio de 2022

Desde las profundidades de la programación de bajo coste de Netflix llega este archiconocido «deporte» al que juegan la muchachada de 4 años, pero con señores creciditos: el suelo es lava. Aunque aquí la lava no es ardiente, ni corrosiva, ni causa muerte y destrucción, pero parece entretenido y con alguna que otra situación tan jocosa como resbaladiza.

Tras haber visto a Ibai y sus muchachos organizando trivials, partidos de fútbol y por supuestísimo la popular competición de «globos», creo que ya tienen inspiración para el siguiente «deporte» WTF donde los haya.

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 28 de Mayo de 2022

Rocky VI es la versión robótica de la mítica escena del entrenamiento de Silvester Stallone haciendo de Rocky Balboa en los escalones de Filadelfia, reinterpreada por el robot de los Laboratorios de Sistemas Robóticos de la ETH de Zurich.

La daría un aprobado alto a la actuación.

El curioso robot, por cierto, recibe el nombre de transformer humanoide-cuadrúpedo. Des esos que «ya sólo el nombre acojona».

PUBLICIDAD



Por @Alvy — 25 de Mayo de 2022

Co-op starts putting GPS satellite tracking tags on MEAT in bid to stop shoplifters | Daily Mail Online

En este distópico futuro que nos ha tocado vivir el último avistamiento tecnológicamente WTF han sido unos envases de carne protegidos por sensores GPS, tal y como cuenta el Daily Mail con algunas fotos encontradas en Twitter. Al parecer están en unos supermercados llamados The Co-op, que deben ser algo así como el Mercadona de las ciudades de Inglaterra.

De modo que cuando vas a comprar un chuletón, un bistec o incluso unos filetes de lomo de cerdo, la carne viene doblemente protegida dentro de una caja de plástico donde va un receptor GPS, con su «dibujo de satélite» y todo, que supuestamente se podría rastrear en caso de robo. Porque claro, si ponen eso debe ser porque en esas tiendas se roba mucho, pero la cuestión es… ¿A tal nivel? No está claro si esos sirve de algo a los propietarios de las tiendas o a la policía de cara a recuperar lo robado, ni cómo funciona esa tecnología, porque algo se necesitará para transmitir la posición… O quizá funciona como los AirTags de Apple, pero en ese caso no sería «GPS» como tal.

Ya hemos visto sistemas similares –pero no tan avanzados tecnológicamente– en productos como las cuchillas de champú, perfumes y similares. La conclusión del asunto es un tanto rara: que esa tecnología con la que nos prometieron un gran avance para todos los sistemas de transportes mundiales ahora se esté usando también para proteger a los chuletones de la Gran Bretaña.

PUBLICIDAD