Por Nacho Palou — 21 de Abril de 2016

Poco que decir al respecto, excepto que por ahora el Dildo Drone es una parodia. Por ahora.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 18 de Abril de 2016

El Smarttress es un invento español: un colchón en el que han insertado unos cuantos detectores de movimiento y que se conecta al teléfono móvil. Si en el colchón se detectan «movimientos extraños» a horas inapropiadas salta una alarma, que se recibe en una app. Cuernos a la vista.

En otras palabras: si tu pareja te está poniendo los cuernos en tu propia cama la «noticia» viajará por el ciberespacio para que recibas el aviso de cornada en cualquier momento del día. Que ni recibiendo a puerta gayola, oiga.

El asunto da para infinidad de chistes y bromas, pero lo que no es de broma es el precio: 1.500 eurazos que al menos sugieren que el colchón será de calidad.

Aparte de eso y del «concepto» en sí del invento son altamente WTF la épica y tenebrosa banda sonora del vídeo (!) y la mención a que se trata de un producto altamente recomendado para españoles (WTF!!!) porque el porcentaje de cuernazos –según los «expertos» de las redes sociales de ligoteo– es superior al de cualquier otro país europeo.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 12 de Abril de 2016

Pac-Man-Suit-Opposuit


Se supone que los trajes Opposuit, como este de Pac-Man, son el culmen del elegante-pero-informal, el atuendo del hombre moderno que quiere ir a la oficina con estilo pero sin formalismos. ¿De veras?

Lo que no dicen es que hay un rincón especial en el infierno para quienes van por la calle con este atuendo, un lugar de eterno sufrimiento por haber dañado las pupilas de los demás viandantes, haber atentado contra el buen gusto y haber asustado a los niños. What-The-Fuck nivel máxima horterez.

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 7 de Abril de 2016

Sound Wave Transformers es el resultado del mix entre el fabricante de móviles Xiaomi y Hasbro, como parte de la promoción del Mi Pad 2. Eso sí, la transformación tiene cierta complejidad y requiere algo de tiempo, nada de transformarse instantáneamente bajo el fuego de los Decepticons

Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 31 de Marzo de 2016

Mira mamá, ¡sin manos!

El Roam-e no es un mero cuadricóptero con cámara, no, es un auténtico palo para selfis con una hélice doble que le permite volar por sí mismo a tu alrededor mientras te hace fotos como loco — por unos 350 dólares.

Entonces, ¿sigue siendo un selfi si el selfi no te lo haces tu sino que te lo ha hecho un robot que hace fotos?

Compartir en Facebook  Tuitear