Por @Alvy — 3 de Abril de 2018

Tentacuddle blanket

En ThinkGeek, donde siempre tienen chismes originales ofrecen la Tentacuddle Blanket o manta de sofá estilo Kraken. El año pasado era uno de los productos de coña del April’s Fool («día de los inocentes» anglosajón) pero ahora lo han hecho realidad con una buena cantidad de verdes tentáculos con sus correspondientes ventosas. «Cabe un humanoide completo» y tiene pinta de ser calentita.

Dicen que es ideal para quienes estén hartos de «tanta batamanta de Sirena» (Sirenamanta) así que, mientras dure el invierno, qué mejor invento. Made in Las Profundidades Abisales.

(Vía Laughing Squid.)

Batamantas relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 27 de Marzo de 2018

Una publicación compartida de Marcotec Shop for Filmmakers (@afmarcotec) el

Usos alternativos de un gimbal estabiliador para cámaras de vídeo: beber cerveza like a boss.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 14 de Marzo de 2018

PartyBirdIsland

Si el verano pasado estaban las piscinas y playas llenas de unicornios y pájaros inflables gigantes la cosa parece que este año se empieza a ir de las manos ya bien temprano. Esta isla flotante con forma de pegacornio (la denominación técnica de un «unicornio alado»; nunca te acostarás sin aprender algo nuevo) tiene capacidad para seis personas (~600 kg) e incluye hasta reposavasos para relajarse y disfrutar. Mide unos tres metros de diámetro y otros tres metros de alto. Caballo de Troya WTF Size, vamos.

Además del modelo pegacornio (ya agotado, ¡ay!) hay otros con forma de flamenco y pavo real. Pesa 30 kilos cuando está inflado pero dicen que un par de adultos pueden moverlo sin problemas – habrá que verlo. Se vende por 150 dólares y en ningún sitio se menciona que incluya inflador, así que eso va aparte. Mejor que sea un compresor de aire eléctrico (o varios), porque teniendo en cuenta el tamaño es hasta difícil calcular cuántos metros cúbicos de aire hay que insuflar.

Debe ser toda una aventura inflarlo, por no hablar de desinflarlo – como sabrá cualquiera que haya tenido que luchar con inflables de playa. En cierto modo recuerda mucho a la pelota de playa gigante de 3 metros que causó tanta diversión como caos y destrucción, así que si hay suerte pronto podremos leer jugosas anécdotas sobre pegacornios atacando a bañistas y cosas parecidas.

(Vía Insider.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 12 de Marzo de 2018

Cuando parecía que los fidget spinner eran ya algo pasado me encuentor con este fidget spinner volador que dispone de tres rotores.

Funciona como un fidget spinner “normal” (porque no todos los fidget spinner son normales) con la diferencia de que una vez lo has hecho girar lo puedes lanzar al aire y el fidget spinner volará libre.

Flying fidget spinner 1

El Fidgettz F1 tiene cuatro modos de vuelo incluyendo el modo búmeran que hace que vuelva a tus manos por sí mismo lazarlo al aire.

Vía The Daily Beast.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 9 de Marzo de 2018

Sockdock - sock organizer

Es sabido que la lavadora, ese electrodoméstico conocido como el agujero negro de los calcetines, cumple a rajatabla la segunda Ley de la termodinámica creando el caos a partir de los calcetines emparejados, utilizando misteriosos portales a universos paralelos para alejarlos del alcance de sus propietarios. O quizá, quién sabe, son manipulados por el trol de los calcetines que se encarga de robarlos y esconderlos –cuenta la leyenda– durante largos periodos de tiempo.

Si ya en el pasado hubo ciertos avances en el emparejamiento de calcetines –alabada sea la robótica– un nuevo invento llamado Sock Dock promete ser la solución definitiva. Es un organizador con forma de cuerdas al que se atan los calcetines ya emparejados.

Esta solución debe influir en las propiedades físicas y cuánticas de los calcetines, que ya no pueden atravesar portales dimensionales ni temporales, ni ser robados por los troles u otros seres naturales que pudieran habitar en el interior de estos electrodomésticos. Cuando el lavado termina ahí están, perfectamente emparejados, tal como entraron.

Hay un vídeo estilo teletienda que lo demuestra, y si está en YouTube ya sabemos que la ciencia dice que ha de ser cierto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear