Por Nacho Palou — 20 de Febrero de 2018

Los Turbo Jetts son un cruce entre las zapatillas con ruedas en el talón y los patines de toda la vida, pero con un motor eléctrico que es capaz de llevarte a 15 km/h hacia el futuro de humanos perezosos de la película Wall-E.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por Nacho Palou — 16 de Febrero de 2018

La cámara perruna Furbo es para perrolovers que quieren tener controlado e interactuar de manera remota con su perro, incluso hablar con él y darle galletas (¡nice doggy!) desde la oficina, a través del teléfono móvil.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 12 de Febrero de 2018

AmazonHOUSE

En The Gadgeteer han descubierto que te puedes comprar en Amazon una casa de 30 metros cuadrados en un contenedor estándar TEU 40 casi con un clic.

Es una de esas construcciones de moda que igual sirven para sobrevivir a un ataque nuclear (convenientemente enterradas) que a un apocalipsis zombie (convenientemente selladas) o a un simple huracán. En fin: sabemos que también hay versiones experimentales más habitables (e incluso un programa de televisión) de construcciones de este tipo, así que si también han llegado a Amazon debe ser que se han vuelto muy populares.

Esta versión además viene viene amueblada para 4 personas, con sus camas, neverita, salón y hasta inodoro. ¡Qué más se puede pedir! Ventanas más amplias, supongo. En fin, su precio es de unos nada desdeñables 36.000 dólares pero de «envíos gratis» nada, son otros 3.800 pavos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 6 de Febrero de 2018

PelotaGigante

Puede que este próximo verano la moda no sean los unicornios arcoiris inflables sino las pelotas de playa gigantes fabricadas en vinilo ultrarresistente. Ésta en concreto se puede encontrar en Amazon (a precios que varían según el gigantismo y si son de tiendas de aquí o de importación) pero lo mejor es la historia de uno de los compradores:

Nos llevamos esta pelota gigante a la playa; después de pasar cerca de dos horas inflándola pudimos jugar unos 10 minutos – ¡muy divertido! Pero entonces se la llevó el viento y comenzó a rodar por la playa a gran velocidad. Destruyó todo a su paso. Los niños gritaban aterrorizados ante una monstruosidad inflable y gigantesca que aplastó sus castillos de arena sin piedad. Los adultos intentaban proteger a sus familias como buenamente podían. Cuanto más rápido corríamos detrás de ella persiguiéndola, más rápido rodaba. Era como si se estuviera burlando de nosotros. Al final tuvimos que dejar de correr y abandonarla a su suerte porque la destrucción que estaba causando iba a arruinarnos en honorarios legales. Se dice, se rumorea, que todavía se puede ver acechando a familias inocentes en las playas del sur de Florida. La perdimos en Carolina del Sur, así que desde luego resistente sí que es la jodía.

Y para inflarla a pulmón ni te haces idea. Por suerte se vende con inflador eléctrico.

(Vía Neatorama.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 22 de Enero de 2018

Chairpod 43

Este invento de Velbon es un trípode llamado Chairpod (Mmm… ¿Sillápodo?) que puede desplegarse a modo de silla. Uno de esos casos de «¿Cómo no se le habrá ocurrido a nadie antes?» Mediante este simple mecanismo de baja tecnología el fotógrafo puede sentarse cómodamente mientras hace sus fotos, y no estar de pie o agachado criando chepa como suele suceder. Disponible próximamente.

(Vía DC Watch + DP Review + Petapixel.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear